Tratamiento de la gastritis

En cuanto al tratamiento especifico de la gastritis, será determinado por el médico basándose en lo siguiente: la edad, estado de salud en general, qué tan avanzada está la condición, tolerancia a determinados medicamentos y procedimientos o terapias según se diagnostique.

Una gran mayoría de las lesiones erosivas de la mucosa del estómago cicatrizan en forma espontánea y la hemorragia suele desaparecer también en algunos casos.

Para acelerar el proceso, resultan de gran utilidad los medicamentos inhibidores de la secreción ácida del estómago, antiácidos, antihistamínicos, inhibidores de la bomba de protones (omeprazol – lanzoprazol – esomeprazol – pantoprazol).
En los casos de gastritis asociadas a H. pylori, la eliminación del microorganismo se asocia con una mejoría de las manifestaciones clínicas. Para ello se recurren a los antibióticos. Una vez tomado el tratamiento, la persona debe realizarse pruebas ya sea endoscópica, test de aliento con urea, métodos serológicos o antígenos en heces, para determinar su erradicación.

Por otro lado, es recomendable llevar una dieta equilibrada lo más variada posible, baja en grasas, distribuir la alimentación en tres a cinco tomas (pocas cantidades y balanceadas), comer lento y masticar bien los alimentos. Se recomienda disminuir la fibra de la dieta, alimentos muy condimentados, picante, alcohol, tabaco, cafeína y evitar alimentos sólidos justo antes de ir a la cama (fermentan en el estómago y producen molestias).

Comentarios